El Ayuntamiento de Miranda de Ebro ha tomado diferentes medidas para paliar las consecuencias del confinamiento en sus habitantes.

La primera de ellas dedicada a los más pequeños de la casa: se han puesto en marcha actividades juveniles impulsadas a través del programa “Construyendo mi futuro”. La primera se llama “Yo me quedo en casa”, dirigido a jóvenes para potenciar la creación literaria audiovisual para que muestren sus sentimientos en todas las formas: verso-prosa, cuento, carta… con la respectiva proyección  a través de cualquier soporte audiovisual.

Por otro lado, la segunda de las actividades, con el mismo lema, se centra en que estos jóvenes muestren sus capacidades relacionadas con el dibujo o el diseño en las redes sociales.

Pero el Ayuntamiento no se centra solo en los jóvenes, sino que también ha habilitado aseos y duchas para los transportistas, ya que las dificultades que tienen con esta situación de encontrar espacios habilitados para ellos son mayores. Se ha acondicionado el pabellón de la localidad, que tendrá una limpieza diaria para mantener las condiciones higiénicas que se requieren. Abierto de lunes a domingo de 12:00 a 15:00 horas.

Finalmente, el ayuntamiento ha tomado la difícil decisión de cancelar las fiestas de San Juan del Monte, previstas desde el 23 de Mayo hasta el 2 de Junio, aun así aseguran que si la situación sanitaria lo permite, podrían plantear una celebración con fecha y formato diferentes. Insisten en la necesidad de cancelación de las fiestas, que se remontan a la Edad Media, aunque con “profundo pesar”. Todos sabemos que la declaración de estado de alarma por la crisis sanitaria ha hecho incompatible esta celebración hasta que la situación cambie favorablemente.