Desde Íscar, un pequeño pueblo ubicado en Valladolid llegamos hasta Oporto, donde se ha puesto en funcionamiento la primera unidad de un modelo llamado “Cíclope” que con el uso de luz ultravioleta desinfectará las instalaciones del restaurante Sagardi.

Creado por la empresa Metálicas Íscar junto con Ultraviolet Solutions en medio de la pandemia, se puede definir como una unidad muy potente en la desinfección gracias a una tecnología muy extendida en la purificación del aire y agua. Este artefacto puede desinfectar 113 metros cuadrados en cinco minutos y destruye los virus en un 99,9 por ciento.

También tienen en cuenta su uso con personas dentro del restaurante, activando diferentes controles de seguridad para que la radiación no llegue a la piel u ojos de los seres vivos. En cuanto al modelo, este dejará de funcionar cuando detecte a personas.

Estas pequeñas acciones son las que en un futuro cercano nos harán sentirnos más cerca, las que nos ayudarán a volver cuanto antes a la ansiada “nueva normalidad” a la que nos tendremos que acostumbrar.